I love to write posts for you. When I write I think of helping Spain lovers who want to improve their Spanish while discovering a more authentic Spain. If you are one of them, I think you will really enjoy this post.

I always try to write about subjects you might find interesting and useful to understand and speak Spanish better. And tips you might practice before, during or after a travel to Spain. I particularly like encouraging you to blending in with the Spanish locals.

You know that I strongly believe in improving your understanding in order to reach a better and more spontaneous way of speaking. So, I thought “what can I do to further help her/him with that?” And I came up with the idea of bringing some interesting video interviews for you. I would talk to people who can bring you their own opinion and vision about Spain and the Spanish language and share it with you. How does this sound so far? Good, right?

The idea is to watch and listen to the interview and to try to understand as much as possible. We will speak at a normal speed, like in everyday life, so that you can train your ears and your brain for any time you might hear someone speaking Spanish. In the beginning it could be hard to understand everything but don’t worry, you have all the time of the world, so you can rewind and watch again as much as you need to.

To take the most out of the video, take a pen and a piece of paper and choose a moment of relax. The sound will be better if you can use your headphones. Just start listening and try to understand, stop when you don’t and write down what you thought you heard. Keep on listening. At the end, I firmly recommend you to watch the whole thing again WHILE you read the transcript. This is SO USEFUL to find out which words you missed and which ones are already “in your Spanish system”.

The Video

So, today I want you to meet Ria. She has lived in Spain for some years and she has a lot to tell you about Spain and the Spanish language. Listen to her and just get inspired!

WATCH THE INTERVIEW NOW and let me know if you understood a lot or not, if you got inspired by it, if you have any plans to visit Spain, anything you want!

The Transcript

  • ¡Hola, buenas! Bienvenidos, todos los que nos estáis viendo y escuchando. Hoy tenemos el gusto de presentaros a una enamorada de España. Es la persona que está detrás del blog, la página web, www.spanjevoorjou.comSe conoce muchísimo en Holanda, por supuesto, pero también en Flandes. Y bueno, lleva muchísimo tiempo ayudando a personas a conocer España un poquito mejor. Así que, hoy tenemos con nosotros a Ria Poulsen. Hola, Ria, ¿qué tal? ¿cómo estás?
  • Hola, buenos días. ¡Muy bien, gracias, Marta!
  • Bueno, estoy encantada de tenerte aquí, porque hace tiempo que sigo tu… lo que compartes y todo eso. Y la verdad es que me encanta lo que haces. Veo que compartes también cosas de mi tierra. Yo soy de Sevilla y he visto también que te gusta bastante aquello…
  • Me encanta…
  • Así que, bueno, quiero que hablemos un poco porque creo que muchas personas de los que nos escuchan, van a poder aprender un poquito de ti, porque tú tienes una experiencia, ahora lo vamos a ver, bastante grande con España. Entonces, cuéntanos para empezar quién eres y a qué te dedicas, Ria.
  • Vale, muy bien. Pues, entonces, yo me llamo Ria Poulsen, estoy casada con un danés, tengo dos hijas de once y trece años..
  • Ajá..
  • Y yo escribo sobre España. Y en especial escribo sobre sitios menos conocidos de España y sitios con encanto en España.
  • Genial…
  • Lo que para mí es muy importante es que la gente conozca la España… que no solamente sea la España del sol.
  • No la España turística, la más turística, ¿no? Sino la más “oculta”, digamos.
  • Eso es.
  • La España más auténtica, ¿no?, quizás.
  • Eso es, la España auténtica. Porque España es muy diversa, es un país muy diverso, que tiene una barbaridad de preciosa naturaleza, cultura, gastronomía… ¡Hay tanto que compartir!
  • Sí. Tienes razón, tienes razón. Bueno, yo creo que muchos están de acuerdo ya contigo, porque normalmente los que nos escuchan son también (bastante) enamorados de España, así que…
  • ¡Ah, muy bien!
  • Ria, cuéntanos un poco cómo empezó todo, porque creo que tú eras estudiante, ¿no?, cuando te vino aquello del flechazo…
  • Es verdad, es verdad.Yo en Holanda estudiaba algo que se llama Estudios Mediterráneos sobre los países mediterráneos y de lengua tenía español. Y para eso fui a vivir a Granada durante medio año…
  • Sí…
  • Y allí me enamoré totalmente de España, de la vida, de la forma de vivir…
  • No me extraña, es que además ¡Granada me encanta!
  • Es un sitio precioso, precioso. Y la gente tan amable, tan abierta, tan alegre.
  • Pero ¿cuánto tiempo estuviste en Granada?
  • Fue medio año.
  • Medio año, ajá.
  • Eso es.
  • Y luego ¿seguiste, o te fuiste… ¿te volviste a Holanda?
  • No, luego volví a Holanda y en mi cabeza tenía el sueño de volver a España…
  • Ah ¿sí?
  • Pero eso duró diez años. Después de diez años volví a España.
  • Ajá, después de diez años pudiste cumplir tu sueño.
  • Eso es.
  • Pero la decisión definitiva de mudarte realmente con tu familia y vivir en España ¿cuándo la tomas y por qué? O sea, la decisión real, o sea tú podías tener un deseo pero decidir “me voy ya”, eso ¿cómo y cuándo?
  • Pues yo conocí a mi marido, tuvimos dos hijas. Al principio, con mi marido, que trabaja en una empresa muy internacional… pues entonces estábamos dando la vuelta en el mundo.
  • Ah, ¡qué bien!
  • Sí, genial.
  • Eso tampoco está mal, ¿eh?
  • No, no, no, ¡para nada! ¡Me encantó!
  • Claro.
  • Pues también vivíamos en Vietnam y fuimos con… con nuestra hija mayor fuimos a Dubai. Y allí también… nació la hija menor, que ahora tiene once años. Y en ese momento decidimos volver a Europa, porque queríamos estar menos lejos de nuestras familias. Ya que somos de dos países diferentes nos pareció una idea fenomenal el quedarnos en un tercer país…
  • Ah ¿sí? ¡Otro más!
  • ¡Eso es! Y pues, ahí volvió mi sueño y se lo comentó… comenté, perdón, a mi marido y él también estaba muy de acuerdo con ir a España, entonces…
  • ¿Le gustó la idea?
  • Sí, le gustó mucho la idea de ir a Europa… bueno, sí, de ir a Europa sur, que no estaba tan lejos de Holanda y Dinamarca. Entonces él empezó a buscar trabajo y encontró trabajo en Madrid.
  • Ah ¡qué bien!
  • Y ahí… así fue.
  • Entonces, ¿en qué año fue aquello?
  • Si me acuerdo bien, fue en 2009. Hace casi diez años.
  • Muy bien. Bueno, y tú ya hablabas español, porque habías estado antes en Granada, pero ¿tu marido también hablaba español y tus hijas o cómo…?
  • No, nada. Nada de nada.
  • Y, aún así, fueron valientes.
  • Eso es, sí, sí. Cuando llegamos a España pues mi marido no hablaba nada de español ni mis hijas. Mi marido entonces tenía español de un profesor genial que le daba lecciones de español dibujando y sin hablar nada de inglés. Él siempre dibujaba lo que quería decir.
  • ¿Explicaba con dibujos?
  • Para explicar, eso es. Y fue fenomenal. Y mi marido pues aprendió así de rápido. Entonces fenomenal. Y mis hijas…
  • Y las niñas también, supongo, porque…
  • Fueron a un colegio… bueno no colegio, a una escuela infantil española y ya está.
  • Y ya, con eso ya es suficiente.
  • Sí.
  • Claro, siendo tan pequeñito, ¿no? Sí, va rápido.
  • Es eso, fue así.
  • Claro, directamente. Muy bien. Y bueno, y esa experiencia de… ¿cuántos años estuviste en España?
  • Fue tres años y medio.
  • Tres años y medio. Y ¿piensas que te integraste bien desde el principio? ¿y que te ayudó la lengua, supongo, ¿no?
  • Sí.
  • Te ayudó saber español, porque eso ayuda bastante, ¿no?
  • Sí, y también teníamos la suerte de vivir en una urbanización en la que vivía una mujer española pero que había vivido en Holanda hasta que tenía quince años o algo…
  • Ah, o sea, que hablabais holandés también.
  • Sí, eso. Después de un día ya tocó a la puerta y desde ahí, pues nos introdujo en su familia y ya está. Y claro, las nenas que iban a una escuela infantil española… ahí también conocimos a gente…
  • Y poco a poco te fuiste haciendo contactos, ¿no?
  • Eso sí, la verdad que muy rápido. Nos sentimos en casa muy rápidamente.
  • O sea, que estuvisteis a gusto esos años allí. Os gustó la experiencia, ¿no?
  • Sí, muchísimo.
  • Bueno, y ¿tienes alguna anécdota que nos puedas contar sobre algo divertido que tenga que ver con el idioma o algo así?
  • Pues, yo me acuerdo de la primera vez que fui a España… fui a Salamanca…
  • ¿Sí? Salamanca es preciosa, me encanta.
  • … a seguir un curso intensivo de español y quería pedir un helado. Había visto un helado que se llama “Jive” y entonces yo ¿pide?…
  • “Pedí”.
  • “Pedí”, pedí el “jive” y el señor me estaba mirando…
  • Claro, ya me imagino, ya me imagino el problema…
  • ¿qué me dice esta mujer?, ¿qué quiere? ¿qué quiere?… – Pues esto… – Aaah, ¡quieres un JIVE!”
  • ¡Claro! (risas)
  • Ya… esa fue la primera experiencia.
  • Sí, bueno, yo tengo algo parecido con mi marido, que me dijo una vez “pero quién es Michael Jota Fox”, se parece mucho a “Michael J. Fox” y le digo “es el mismo” (risas). Pues él no entendía cómo traducimos una sigla. Es imposible. Pero lo hacemos. Michael Jota Fox, decimos.
  • Jota Fox, ¡fenomenal!
  • Muy bien, y ¿qué parte de España conoces mejor? ¿quizás Madrid porque es donde tú has vivido más tiempo, o…?
  • Claro, sí, conozco mejor la parte de los alrededores de Madrid y Andalucía.
  • Andalucía también.
  • Andalucía, porque seguimos volviendo a Andalucía. Ahora hace dos años que compramos un piso en Frigiliana…
  • ¿Dónde, perdona?
  • En Frigiliana.
  • ¡Ah, Frigiliana! Sí, sí.
  • Un pueblo blanco, muy cerca de Nerja. Para tener una casita en “el tercer país”.
  • ¡Qué bien! Y ¿vais a menudo o no?
  • Pues intentamos ir una o dos veces al año.
  • Bien, bueno, está bien. Bueno, y ¿te queda alguna parte de España por descubrir? ¿algo que tu digas “no lo conozco y tengo muchas ganas”?
  • ¡Oh, me queda un montón de sitios para descubrir! Sí hemos ido, pero no hemos ido mucho al norte de España. O sea, que todavía no conozco para nada los Pirineos, por ejemplo…
  • Ah, pues te encantará seguro.
  • ¡Pues sí! Yo…
  • Y ¿conoces la parte de Asturias y Cantabria? El norte, norte…
  • Solamente fuimos a… hicimos un viaje a Santiago de Compostela…
  • Ah, qué bien, sí.
  • Eso y… hicimos un viaje a Cantabria pero con las niñas muy pequeñitas, entonces…
  • Ah, es diferente.
  • Es muy diferente. Yo me acuerdo que fuimos a la playa y fuimos a un zoo allí…, que no me acuerdo… fantástico, un zoo que no me acuerdo del nombre.
  • A mí me encanta el norte también. Lo único que tiene el norte es que el tiempo no es igual al resto de España y puede que te haga frío o mucha lluvia. Pero es precioso, precisamente porque hay ese tiempo, claro. Asturias parece Irlanda o Escocia, vamos. Es muy verde y es otra España. No tiene nada que ver con lo que nosotros creemos que es España.
  • Y eso es lo interesante de España.
  • ¡Claro, precisamente!
  • Hay sitios tan diferentes, y culturas tan diferentes incluso, eh.
  • Sí, también los españoles de un sitio o de otro podemos ser un poquito diferentes, pero al final nos entendemos todos muy bien y cada uno sabe cómo es y muy bien… Bueno, entonces ahora estás viviendo en Dinamarca, ¿no, Ria?
  • Eso es.
  • Y ¿qué echas más de menos de la vida en España? ¿Hay algo concreto que eches de menos?
  • Sí, lo que siempre me ha encantado es la forma de vivir en España. Es una forma más espontánea de vivir.
  • Sí, no planeamos tanto, ¿no? ¿es eso?
  • No, es que puedes… puedes tomar el teléfono y preguntar “- oye, ¿vamos a tomar una cerveza? – Bien, perfecto, me parece bien”, y ya… ya te vas.
  • Justo, justo, sí.
  • No hay nada de planificar. Claro que hay algo que… hay que planificar…
  • Algunas cosas.
  • Pero en general, no. Y eso ¡me encanta! Y es lo que echo más de menos. Claro, además del tiempo, claro que me encanta el tiempo, me encanta la naturaleza, pero lo de tener que quedar ahora… igual que en Holanda, seguramente igual que en Bélgica, si quieres quedar con amigos, pues eso…
  • Huy, sí, con tres meses antes o así.
  • Es eso, sí, sí, sí. Acabamos de quedar con amigos para vernos en enero.
  • Es increíble, sí. Coges el teléfono… No, espera que voy a coger la agenda y a ver cómo… dónde te pongo. Sí. No, en España es “oye, vamos a tomar algo, ¿vienes? – Sí. – Estupendo”. Y ya está.
  • Sí, e incluso claro, cuando la primera vez… cuando vivía en Granada quería invitar a mis amigos a mi casa para cocinar algo holandés y quedamos… a lo mejor para después de dos semanas. Y claro, yo lo había anotado y ya está. Pero mis amigos españoles, ya que no habían oído nada, pues entonces pensaron “pues ya no vamos a cenar”.
  • Claro, no están acostumbrados.
  • No, entonces no llegaron. Uno de ellos sí me llamó ese día o no sé.. a lo mejor habíamos quedado a la una y me llamó a la una y algo y me preguntó “oye, lo de cocinar en tu casa ¿qué?”
  • “¿Eso sigue adelante?”
  • “Te estoy esperando” – Ay, madre mía, perdón, perdón, pues ahora vamos…”
  • Y ¿llegaron después o no?
  • Dos. (risas)
  • Vale, vamos, esa es una anécdota real y además me lo creo totalmente, porque la falta de costumbre de quedar tanto tiempo antes… dirían “bueno, ella confirmará seguramente”, ¿no?
  • Claro, sí, sí. Hay que confirmar y confirmar y confirmar. En Holanda o Dinamarca no, una vez quedado…
  • Claro, porque te fías de los demás (risas).
  • Es verdad (risas).
  • Es eso, sí. Bien, y… ¿cómo era… cómo era tu vida en España? ¿Había muchas diferencias? A parte de lo que nos acabas de decir, ¿Cómo era un día normal de tu vida? ¿Tú trabajabas allí? ¿Estabas trabajando?
  • Pues, cuando vivíamos en España nuestras hijas eran muy pequeñas, entonces claro…
  • Estabas mucho con ellas, entonces.
  • Estaba mucho con ellas y, ya que mi marido siempre viaja mucho, habíamos decidido que yo me quedo en casa. Bueno, yo… cuando las nenas regresan yo quiero estar en casa. Entonces, al principio, sí quería buscar trabajo, pero trabajo no “full-time”… y eso en Madrid no encontré.
  • Ajá, sí. A tiempo parcial.
  • Eso es.
  • Nada, es muy difícil, sí.
  • Eso. Entonces empecé a dar clases de danés.
  • Ah, ¿sí?
  • A una empresa…
  • Pero, ¿cuántos idiomas hablas, Ria? Dime…
  • Yo, un montón… ocho.
  • ¡No me lo puedo creer! ¿Tan bien como el español?
  • No, no, no. Como el español hablo pues inglés, alemán, danés, holandés.
  • ¡Y español! ¡Cinco! ¿así de bien? ¡Guau!
  • Sí, yo creo que sí.
  • ¡Increíble! ¡Qué bien!
  • A lo mejor el alemán, así un poco menos.
  • ¡Enhorabuena! Sí, pero en alemán te entiendes seguro porque siendo holandesa, al final, te entiendes.
  • Es eso, sí. Me va muy bien.
  • Y ¿qué otros tres idiomas sabes?
  • Francés, italiano y vietnamita.
  • ¿En serio? Pero el vietnamita se sale de la lista. Eso no tiene nada que ver con el resto.
  • Es completamente diferente. Sí, y eso claro que seguramente he perdido mucho…
  • Claro, me imagino.
  • … porque después de volver de Vietnam ya no lo he hablado.
  • Hay que… hay que mantenerlo, Ria, porque si no…
  • Es eso. Hay que buscarse… ¿cómo se llama? una peluquería vietnamita aquí.
  • (risas) También. Y hablar con ellos. O un restaurante vietnamita, que los hay también.
  • Sí, sí, sí, ¡es verdad!
  • Me has dejado ya en blanco, vamos. ¡Ocho idiomas! Me he quedado… vamos, en fin… increíble. Pues, enhorabuena por tus idiomas, es…
  • Pues, ¡muchas gracias!
  • …es de admirar. Bueno, entonces, me estabas diciendo que…
  • Ah, lo de la vida en España. Entonces, eso, empecé a dar clases de danés mientras las nenas estaban en el colegio, la escuela infantil y todo… Y después, ya que los hombres a quien daba clases tenían que viajar mucho también… entonces, muchas veces tenían que cancelar… al final lo dejé. Y ahí entró la idea de empezar con “Spain made for you”, “España para ti”.
  • Muy bien, o sea que allí misma empezó.
  • Sí, entonces empecé a investigar cosas. Pero aparte de eso fue una vida muy espontánea, de mucho jugar y quedar con otros amiguitos de nuestras hijas…
  • Claro, claro.
  • En verano ir a la piscina…
  • Lo típico en España. Claro, con ese calor, además…
  • Sí, lo típico. Eso. Sí, sí, sí. Y en invierno, durante todo el año pues dar muchos paseos en la montaña.
  • Ajá, ¡qué bien!
  • Porque vivíamos en San Agustín de Guadalix.
  • Claro, te iba a decir. Tú vivías fuera de Madrid, ¿no? Un poco, al norte, ¿no?
  • Eso es. Al norte de Madrid.
  • Entonces, claro, eso ya está en alto.
  • Al principio en un sitio que se llama Alcobendas. Es un sitio muy internacional, digamos. Y luego, nos mudamos a un pueblecito que se llama San Agustín de Guadalix. Y allí vivíamos en una casa con vistas a las montañas y a las vacas… y ¡fantástico!
  • Bueno, tú sabes por qué me suena a mí lo de San…? Estoy pensando “¿de qué me suena San Agustín de Guadalix?” ¿Sabes de qué? ¿Quizás lo sabes?
  • No.
  • Creo que se filma el programa Gran Hermano allí.
  • Ah, ¿sí?, ah, no lo sabía.
  • Sí, de eso me suena. El Gran Hermano en España que sigue y sigue y sigue… Yo creo que es de los pocos países donde todavía existe el programa de Gran Hermano. Pues creo que es allí, en tu pueblo.
  • ¿Ah sí? ¿Gran Hermano se llama?
  • Gran Hermano, Big Brother, el programa de la tele.
  • Ah, ¡no me digas! ¿está allí?
  • Sí, sí, creo que es allí, en San Agustín. Me suena eso de San Agustín de Guadalix y lo he pensado y creo que es ese programa, sí. Tienen allí montado algo especial o algo. A lo mejor es tu vecino (risas).
  • Bueno, nunca se sabe (risas).
  • No creo, no creo. Muy bien, bueno, qué le dirías a alguien… porque a lo mejor nos están escuchando personas que están pensando en la posibilidad de mudarse también a España. Que conozco a mucha gente ya. Entonces, ¿qué le dirías a alguien que está pensando en eso? ¿qué consejo le darías sobre el idioma, quizás, también?
  • Claro, claro. Pues, escuchar la radio…
  • Muy bien.
  • Ver la televisión…
  • Sí, fundamental.
  • He escrito más. Voy a ver. He escrito algunas cosas, pero dónde, dónde… Ah, claro, hacer deporte con españoles o algún hobby.
  • Ah, hacer deporte con españoles? ¿Que salías a correr, por ejemplo, o qué hacías?
  • Da igual, o dar un paseo. Yo tenía clases de sevillanas.
  • Ah, sevillanas, ¡genial!
  • Sí, eso. Mi marido iba a jugar al fútbol…. ¿De qué estábamos hablando?
  • Ria, no sé qué ha pasado, pero hemos vuelto. Un fallo técnico, creo. No sé qué ha pasado.
  • Eso, ha sido un fallo técnico.
  • Internet, que es así. Eh, me estabas diciendo…
  • Ah sí, estaba diciendo… estaba dando consejos.
  • Sí, ¡exacto!
  • Sobre aprender español. Lo de hablar con españoles, lo de ver la tele, lo de escuchar la radio, ¡muchísimo! y, por último, que no tengas miedo de hacer errores.
  • Exacto, porque además los errores nos ayudan a aprender, porque si no cometemos errores no sabemos realmente “¿lo estamos haciendo bien o no?”. Si alguien te corrige, además, es genial. O sea, que no te moleste.
  • Sí, y puedes reírte con la gente. A ver, eso a lo mejor suena mal, pero es así. Una vez que la gente sabe que da igual cuando haces errores.
  • Es mejor tomárselo así, natural y ya está.
  • Sí, eso, que te rías y ya está.
  • Como ahora, que hemos tenido un error tecnológico y no pasa nada, seguimos adelante.
  • Eso es.
  • No, pero creo que también estábamos hablando que no sé cómo… bueno, a lo mejor no me has oído porque como ha sido esto….
  • Ah, eso puede ser.
  • Algún consejo para conectar bien con españoles. No sé si tú nos puedes describir a los españoles. ¿Cómo ves tú a los españoles en general?
  • Yo… para mí los españoles son gente alegre, espontánea, abierta…
  • Es muy general, claro, porque como hemos dicho antes hay gente de un sitio, hay gente de otro y hay gente… bueno, hay caracteres diferentes, ¿no? No todo el mundo es igual. Pero es verdad que quizás el clima mediterráneo nos ayuda a ser un poco más… a exteriorizar más y a ser más naturales.
  • Claro. Y, a ver, en Holanda quedamos mucho en casas. En Holanda y en Dinamarca quedamos mucho en casas. Y en España lo que he aprendido es que no es tan normal quedar en casas. Es más normal quedar en un bar o algo. Por ejemplo… Está bien también. Sabiéndolo. Es que puede ser que gente holandesa a lo mejor piensa “no me invitan a su casa, por qué no me invitan a su casa? A lo mejor no quieren tener amistades”. Pero no es eso. Es que la gente en España suele quedar fuera de su casa.
  • Es verdad. Es muy raro que te inviten en España a tomar algo a casa. O “vente a cenar a casa”… entonces, si lo hacen es una relación muy fuerte de amigos muy íntimos y que no se ven mucho, por ejemplo. O que tienen niños amigos. Pero normalmente, un grupo de amigos casi nunca queda en una casa. Es verdad. Quedamos en bares. Es nuestra segunda casa.
  • Eso. Y me acuerdo de una cosa… una cosa muy interesante de cuando vivíamos en España. Mis hijas iban a una escuela infantil española. Allí teníamos… ellas tenían sus amiguitos y quedábamos mucho, mucho, con los amiguitos y las mamás. Teníamos una relación… pues, muy buena, quedábamos mucho y éramos todas muy amigas. Luego, cuando nos mudamos a San Agustín de Guadalix y las niñas eran más mayores ya, pues los compañeros de clase también fueron a otro colegio. Fueron a un colegio y allí algunos de estos compañeros de clase estaban en clase con una amiguita holandesa. Las mamás también conocieron a la mamá holandesa, que es muy maja, todas muy majas… y después me dijeron las mamás españolas… me dijeron “ay, es que intentamos hablar con tu amiga, pero nos dio tanta pena, porque no sabía cómo decir las cosas en español, entonces la dejamos. Queríamos dejarla en paz”. Dejarla en paz. Esa fue la visión de las españolas.
  • Claro.
  • Me dijo mi amiga holandesa “jo, tus amigas españolas…”
  • Pasan de mí.
  • “…no quieren saber nada de mí. Pasan de mí.”. Y le dije “¡que no es eso!”.
  • Claro. Las españolas pensarían “la estamos agobiando” o “ estará pasándolo mal porque no puede expresarse bien”.
  • Eso, “mejor dejarla”.
  • Y ella quería seguir, claro. Es el fallo de comunicación ahí, un poco.
  • Sí, es eso. Entonces, yo creo que también es una buena idea… si estás en una situación… es que también me preguntaste qué puedes hacer para evitar que la gente te responda en inglés, por ejemplo. Pues decirles claro que “oye, quiero practicar el español”.
  • Claro, que estás aprendiendo…
  • “Hago errores, a veces no me sale muy bien, pero que me da igual. Quiero practicar y espero que tengas paciencia conmigo y da igual, cuando haga errores dímelo y ya está.”
  • Claro, sí, porque comenté que algunos alumnos decían “sí, yo quiero practicar español en España, pero es que a la segunda palabra cambian al inglés”. Claro, pero tú puedes decir “no, perdona, prefiero seguir en español, aunque haga errores. No pasa nada.” Claro que sí, es un buen consejo, eh. Muy bien. Bueno, ahora quiero hablar un poco de tu blog porque es muy completo, me ha encantado tu página, www.spanjevoorjou.com, y me gustaría comentar un poco, a ver, si hay gente que se mete a verlo, que lo recomiendo… tienes muchísimo que decir sobre España, sobre regiones, ciudades, pueblos, de todo… incluso sobre libros escritos en español… ¿cómo puede contactar contigo alguien que está interesado en lo que haces? O pedir consejo, o no sé…
  • Pues, pueden contactarme a través de mi página web. Ahí hay un formulario de contacto, también pueden escribirme un email…
  • Sí, ¿a dónde?
  • A ria@spainmadeforyou.nl o pueden contactarme a través de la página de facebook. Y ahí el nombre de mi empresa es Spanje voor Jou.
  • Perfecto, o sea que tienen muchas formas de contactarte si quieren.
  • Eso es.
  • Estupendo. Y para ir acabando la entrevista, creo que nos gustaría saber a todos si tienes pensado… porque ahora estás en Dinamarca, no sé si tienes algo pensado, algún proyecto nuevo para el año que viene.
  • Pues, siempre quiero mejorar mi página web. Quiero que la gente encuentre más fácil, más rápido lo que están buscando. He escrito ya mucho sobre los destinos… bueno, hay mucha información general sobre destinos. Y lo que quiero añadir el próximo año y este año… pues, información sobre hoteles y páginas indicadas como hoteles, parques de atracciones, actividades… Ahora sí… esta información sí está, pero está en la página del destino.
  • Vale, vale.
  • Por ejemplo, en la página sobre vacaciones en Madrid, pues ahí al final encuentras por ejemplo, hoteles, encuentras actividades…
  • Vale, pero lo quieres organizar de forma que se vea “alojamientos”, “lugares”, o cosas así, ¿no?
  • Eso es.
  • Más separado, ¿no? Para poder encontrarlo.
  • Eso es. Luego lo que quiero también es añadir más mapas interactivos, creo que se llama así.
  • Mapa interactivo, sí.
  • Sí, por ejemplo, en la página sobre campings en los Pirineos habrá un mapa con todos los campings que he encontrado.
  • ¡Ah, genial!
  • Y ahí puedes clicar y desde allí vas directamente al link de… y la información corta sobre el camping.
  • Bueno, genial.
  • Eso quiero añadir y también quiero escribir sobre más… ¿sabes?… sitios pequeñitos, desconocidos…
  • ¡Muy bien!
  • Esos son mis planes.
  • Sigues en tu página y te auguro… tienes mucho éxito pero vas a tener más todavía cuando esté totalmente organizado. Vas a tener ya… va a ser el “boom”. Ahí estaremos para verlo, así que avisa…
  • Eso es.
  • … que lo queremos ver todos. Bueno, y me gustaría terminar la entrevista con alguna palabra que te guste mucho del español o alguna expresión que uses mucho.
  • Es verdad…
  • O algo así.
  • “No te preocupes” y “ya veremos”.
  • Sí, es fundamental en España (risas).
  • Eso es, siempre hay alguna solución.
  • Muy buena cosa. Es verdad que lo usamos muchísimo. “No te preocupes, no pasa nada”. O “ya veremos”.
  • Eso es, “no pasa nada”, eso fue… ¡es verdad!
  • “No te preocupes”, también, pero “no pasa nada” también y “ya veremos” se lo digo cada día a mi hija. “Ya veremos”…
  • Es eso, “ya veremos”.
  • …Porque quiere que le prometa cosas y yo no prometo, yo digo “ya veremos, ya veremos, a ver qué tal”. Muy bien, genial. Oye, nos has dado muchísimos consejos, muchas ideas y creo que… ganas. Ganas de ir a España, así que…
  • Eso es lo que espero, eh.
  • Que era lo que tenía en mente, así que estupendo. Te agradezco mucho tu tiempo, Ria…
  • De nada…
  • Y estamos en contacto. Nos vemos en Facebook muy prontito, seguro, ¿vale?
  • Perfecto, haremos eso, eh.
  • Un beso a todos y espero que os haya gustado. Podéis comentar cualquier cosa que tengáis que comentar en el blog de Ria o en el mío o en Facebook, donde queráis. Nos encantará ver vuestros comentarios y… bueno, estad ahí atentos porque habrá más entrevistas. Así que un beso y ¡hasta la próxima!. ¡Adiós, Ria, gracias!
  • Adiós.