3 FORMAS DE PRACTICAR QUE SÍ TE AYUDARÁN A MEJORAR TU ESPAÑOL

3 FORMAS DE PRACTICAR QUE SÍ TE AYUDARÁN A MEJORAR TU ESPAÑOL

 

(¡TAMBIÉN EN AUDIO SOLO PARA SUSCRIPTORES!)

[optinform]

 

No, no tienes por qué tardar años en mejorar tus conversaciones en español. Aprovecha el tiempo, sé productivo/a. Si quieres hacerlo y te lo propones de verdad, lo conseguirás en poco tiempo. Es una cuestión de prioridades. Depende de la importancia que le des tú.

 

En mi artículo anterior te hablé de cambiar el chip. Te pedí que dejaras de tener miedo, que no siguieras memorizando sin ton ni son* y que no fueras demasiado duro/a contigo mismo/a.

 

Hoy te quiero contar la segunda parte de lo que llamo mi filosofía. Si ya has cambiado el chip, estarás listo para la práctica real y podrás hacer progresos de verdad.

 

Imagina que ha llegado ese momento para ti. Quieres hacer lo que sea para avanzar y no te importa cometer errores. De hecho, quieres aprender de ellos. ¡Ay, qué bien! Me emociono solo de pensarlo…

Sabes que memorizando no lo vas a conseguir y prefieres aprender sobre la marcha. Vivir el español y aprender de la experiencia.

Tienes claro lo que quieres conseguir en este momento. Sabes que eso de “habla por fin con fluidez” o “lleva tu español al siguiente nivel” son frases vacías. No significan nada. Vas a practicar para mejorar X, eso que te cuesta tanto y te impide avanzar.

 

Si esta es tu situación, ¡enhorabuena! Ya llevas la mitad del recorrido hecho.

 

Con estos tres consejos llegarás muy lejos. Tu conversación en español mejorará muchísimo.

 

Vale, pero ¿cuánto tiempo me llevará conseguirlo?

 

Eso depende de ti. De cuánto tiempo le dediques al día, de tu motivación para conseguirlo y de que primero des los pasos necesarios para entender qué necesitas TÚ en este momento.  Concéntrate en tus necesidades más inmediatas y llegarás antes a tu objetivo.

 

1. Aprende a escuchar de manera activa.

 

Si eres habitual de mi blog, ya sabes lo que pienso de la escucha. Por experiencia propia sé que la escucha activa y la comprensión oral son la base para poder expresarte bien.

 

Hay muchos gurús* políglotas que te animan a “simplemente empezar a hablar”.  Habla, habla, habla y todo saldrá bien. Hablar es fundamental, pero para hablar bien, para no parecer que hablas una mezcla entre tu propia lengua y el español, antes tenemos que escuchar e imitar. Escucha, olvida la entonación natural y los sonidos típicos de tu lengua e imita a los españoles.

 

Está muy bien escuchar música española de fondo y ver películas y series españolas con subtítulos en tu idioma, pero eso no te va a llevar a tu objetivo. Con esa misma música y esa serie puedes hacer muchas actividades que sí te ayudarán.

 

Si quieres disfrutar de una canción y un episodio de una serie, hazlo sin problema. Pero después, trabájalos un poco.

Es fundamental escuchar fragmentos muy breves y analizarlos. Cuando tengas elegido uno concreto, úsalo como un breve dictado. Escucha y escribe cada una de las palabras del fragmento, sin olvidar signos de puntuación y acentos.

 

Si después de muchas escuchas, solo consigues transcribir el 50% del fragmento habrás elegido uno demasiado difícil para tu nivel. Si consigues transcribir el 80% estará muy bien para ti y podrás aprender cosas nuevas de él.

Intenta sacar el significado de palabras que no conoces por el contexto y toma nota de ellas dentro de su frase. También puedes hacer un breve resumen del fragmento o frase con tus propias palabras.

 

Vuelve atrás y lee el texto de la canción o los subtítulos. SEÑALA las palabras que NO conseguiste entender. Vuelve a escucharlas y trata de descubrir cuál era el problema: el acento del hablante, la diferente entonación, la unión entre palabras, que no conocías esa palabra… Hay muchas razones posibles, toma nota de las tuyas y tenlas en cuenta cada vez que escuches español.

En otro artículo te hablaba de cómo sonar más natural y te proponía un breve ejercicio. Hazlo y cuéntame cómo te ha ido.

 

2. Mantén tu personalidad en español.

 

  • Escribe las 20 expresiones que más utilizas en tu lengua durante una conversación con tus amigos. ¿Usas otras cuando hablas con la amiga de tu madre? Escríbelas también.

Busca el mejor equivalente posible en español y úsalas de la misma manera. Practica en casa y siéntete cómodo/a usándolas.

 

Si crees que no usas muchas expresiones en tu lengua, aquí te doy algunas ideas.

Aquí tienes 50 expresiones que usamos los españoles muy a menudo. Léelas, escúchalas y decide con cuáles te quedas tú.

 

  • Cuando hablamos con alguien usamos también muletillas. Son palabras que nos ayudan a hacer pausas para pensar, ordenar lo que queremos decir o, simplemente, por costumbre.

¿Cuáles utilizas tú en tu idioma? Piénsalo, seguro que se te ocurren varias.

En este artículo te doy algunas opciones en español.

¿Con cuál te sientes más cómodo/a hablando español? Úsalas de vez en cuando.

Toma buena nota de este consejo. Es más importante de lo que crees. Si te empeñas* en seguir usando muletillas típicas de tu idioma cuando hablas español,  o expresiones traducidas literalmente, difícilmente podrás sonar muy natural.

 

3. Da el salto y habla.

 

 

¡Qué fácil es decirlo! Pero ¿cómo lo hago?

 

  • Imita primero lo que escuches.

Canta bien alto las canciones que más te gusten. Aquí tienes mi lista de canciones españolas de mi época:

O imita a los actores en una escena que puedas pausar.

O escucha las noticias, quita el volumen y repite la última frase.

Cuando te sientas más seguro/a mantén conversaciones muy cortas. Si estás en España: en tiendas, bares o preguntando por una dirección en la calle.

Si no estás en España, métete en algún chat online donde puedas conversar con españoles. Por ejemplo, Check HelloTalk.

 

Después, empieza a ensayar conversaciones más largas. Sí, ensayar. No siempre hay que ser espontáneo en esta vida. Cuando yo aprendía neerlandés y me invitaban a alguna fiesta, iba con algunas ideas claras. Sabía lo que contestar si me preguntaban de dónde era y qué hacía viviendo en su país. Esto me lleva al siguiente punto.

 

  • Aprende a contar tu propia historia.

Hace muchos años aprendí que para hacer nuevas amistades, o incluso solo para poder relacionarme con gente nueva de manera fácil, solo tenía que conseguir conectar con esa persona. Y la mejor manera de hacerlo era contando algo de ti en cada respuesta. Un SÍ o un NO no dan información. Explícate, da algo de ti e implica al otro en tus respuestas.

 

Si lo haces, tendrás muy pronto conversaciones más interesantes cuando estés en España. No contestes solo sí o no. Si alguien te pregunta si eres extranjero, cuéntale de dónde eres y por qué estás ahí. La conversación seguirá fluyendo. Esto es fundamental para tu confianza.

Si lo haces a menudo te encontrarás mucho más seguro/a cuando hables con españoles.

Por cierto, aquí te doy algunos consejos para conectar mejor con ellos.

 

  • Poco a poco, irás contando historias con más soltura. Ya no será la tuya, ahora te atreverás a contarle a otra persona de forma espontánea lo que le pasó a tu hermana el otro día, o la película que viste en el cine.

Aprende a contar historias y practica en casa.

 

Pídele a alguien en tu casa que te ayude a imaginar historias cortas dándote estos datos:

  • nombre masculino
  • adjetivo para un hombre
  • nombre femenino
  • adjetivo para una mujer
  • lugar (para la acción)

 

Ahora piensa tú en un problema o suceso, cómo iban vestidos, qué hacían, qué dijeron, cómo empezó todo y qué ocurrió después. Sé creativo y divertido, se aprende más si lo disfrutas, así que no te cortes*. Invéntate una minihistoria que sea divertida, cuando la tengas la puedes escribir e incluso compartir en tus redes sociales. Si te atreves a dar el paso, me encantará saberlo. Etiquétame por Facebook  o Instagram.

 

Un ejemplo muy breve para que te animes:

 

  • nombre masculino: Pedro
  • adjetivo para un hombre: tímido
  • nombre femenino: Juana
  • adjetivo para una mujer: divertida
  • lugar (para la acción): parque

 

Situación => Ambos están en el parque. Cada uno con sus hijos. Los niños juegan, Juana habla con otros padres y ríe sin parar. Pedro está sentado en un banco, observando.

Problema => Juana lleva la falda mal puesta, no se ha dado cuenta y se le ve la ropa interior. Pedro es incapaz de decírselo pero tampoco quiere dejarla así.

 

¿Cómo crees que solucionaría Pedro este problema? Imagínatelo y escribe cómo le contarías la situación a una amiga.

 

CONCLUSIÓN

 

  • Lee mi anterior artículo y cambia primero tu forma de pensar. Aprende cómo vas a avanzar mejor y más rápidamente.
  • Aprende a escuchar para poder hablar bien.
  • Descubre cómo ser tú misma/o en español. Adapta tu lengua, no tu forma de ser.
  • Por último, lánzate y habla. Primero frases cortas. Después atrévete a contar historias y anécdotas.

* sin ton ni son = sin más, sin motivo ni finalidad.

gurú = alguien que se considera autoridad intelectual

empeñarse = insistir mucho

cortarse = ponerse límites, dejar de hacer algo

[optinform]