50 expresiones que los españoles usamos muchísimo

50 expresiones que los españoles usamos muchísimo

Cuando hablas español con alguien: tu profesora, una amiga, la pareja de tu hija … A veces te sientes insegura, tímida, e incapaz. Y así es también como suenas en español Pero, ¡tú no eres así!

 

Sé muy bien que esto puede ser frustrante. No identificarte con la persona que eres cuando hablas otro idioma. Estás impaciente por poder sentirte como tú eres, también en español. Te encantaría encontrar a “tu yo español”.

 

Esto es lo que significa la fluidez para mí.

 

Esta es mi percepción personal.

 

Y te digo más, el momento en que llegas ahí, ¡es fantástico y liberador!

 

Después de un año viviendo en Flandes, podía entender casi todo en neerlandés (mejor no entrar ahora en el tema de los múltiples dialectos que hay en Flandes). Pero solo un año después, cuando realmente necesité el idioma para trabajar, me di cuenta de que también podía hablarlo! Parece mentira, pero a veces sucede así. Simplemente no te atrevas a cometer errores delante de amigos, familiares o incluso de tu profesor. Por eso no dices todo lo que podrías o lo dices de una manera más sencilla, pero menos natural.

 

No esperes a que llegue el momento.

 

Si solo esperas, nunca llegará, créeme.

 

Si quieres poder hablar español, ¡empieza a hablarlo ya!

 

Habla tanto como puedas. ¡Comete errores, eso está bien! Sólo tienes que aprender de ellos. Esta es la manera de llegar donde quieres estar. Solo TÚ puedes decidir comenzar y mantener tu camino hacia la fluidez. ¡Puedes hacerlo y lo sabes! (vale, ahora me siento como un entrenador deportivo).

 

Practicar deportes y aprender idiomas tienen mucho más en común de lo que piensas. Ambas actividades te ayudan a crear una mejor versión de ti mismo. Ambas necesitan mucha práctica para alcanzar sus metas. Y no, no hay forma de que puedas llegar sin esfuerzo y sin cometer errores. Ambas son actividades de las que se disfrutan mientras se aprenden y mejoran. Alcanzar la fluidez es como ganar una medalla largamente deseada. ¡Un sentimiento maravilloso! Y esto es lo que quiero para ti. Así que, déjame ayudarte en tu camino.

 

Hoy te traigo algunas expresiones en español que usamos muchísimo los españoles. La verdad es que he estado pensando mucho sobre cuáles utilizo y oigo más cuando hablo con familiares o amigos. Lee los ejemplos y dilos en voz alta. Después, comprueba la pronunciación escuchando mis audios. Hay muchas más, por supuesto, pero comencemos con estas:

Para expresar sorpresa

 

Normalmente diríamos algo como “¿de verdad?” O “¿en serio?”. Pero también usamos estas otras:

 

¡No me digas! 

 

=> El viernes hubo un accidente enorme en mi calle. ¡No me digas!, ¿qué paso?

¡Vaya tela! 

 

=> Mañana llueve otra vez y habrá tormenta. ¡Vaya tela! ¡A ver cuándo sale el sol!

¡Anda! 

 

=> Mamá, he perdido las llaves. ¡Anda! ¿Dónde ha sido, en el instituto?

¡Estoy flipando! (más común entre jóvenes)

=> ¡Qué bien canta esa niña! ¡Estoy flipando!

Me quedo muerto/a 

=> ¿Cómo? ¿Estamos en mayo y mañana va a nevar? ¡Me quedo muerta!

Quedarse de piedra

=> María se quedó de piedra cuando Ángel se lo contó.

Quedarse a cuadros 

=> Nos quedamos a cuadros cuando nos enteramos de su separación.

Para expresar desacuerdo

 

Podemos decir simplemente “no”, pero en la vida real a los españoles nos encanta enfatizar lo que decimos. Así que prueba estas otras formas:

 

¡Qué va! 

=> Venga, cuéntame, ¿viste por fin esa película de terror? Qué va, no me atreví.

¡Ni hablar! 

=> No seas tonta, dile lo que sientes por él. ¡Ni hablar, qué vergüenza!

¡Ni de broma! (muy coloquial: ni de coña)

 

=> ¿Te gustaría tener otro hijo más? ¡Ni de broma! Con dos tenemos suficiente.

¡Anda ya! (= venga ya) 

 

=> Cristina me ha dicho que la han echado del trabajo. ¡Anda ya, no puede ser!

¡Ni lo sueñes! 

=> Déjame conducir, no he bebido tanto. ¡Ni lo sueñes! Conduzco yo.

¡De eso nada! 

=> Te prometo que si me dejas la moto te la traeré antes de las 3. ¡De eso nada!

Para expresar que estamos de acuerdo

 

Esto es parecido, pero en este caso las expresiones son muy útiles para decirle a alguien que pensamos lo mismo que él/ella.

¡Anda que no! 

=> Díos mío, estos calamares están increíblemente buenos! ¡Anda que no! ¿Pedimos otra tapa?

¡Ya te digo! 

=> ¡Vaya casa que tiene tu hermano, es una mansión! Ya te digo, ojalá fuera mía.

¡Faltaría más! 

=> Perdona, ¿me ayudas a llevar estas cajas? ¡Claro, faltaría más!

 

 

Para decir que no sabemos algo o que nos falta información

 

Estas expresiones pueden resultar algo groseras dependiendo del tono y de la persona con quien estés hablando.

 

¡Yo qué sé! 

=> Oye, Lima es la capital de Perú, ¿verdad? Uf, yo qué sé, no me gusta nada la geografía.

 

¡(No tengo) ni (puñetera) idea! 

=> ¿A qué hora tiene Ana su vuelo? ¡No tengo ni idea! No hemos hablado de eso.

 

 

Para describir a alguien

Yo creo que en España nos encanta poner “etiquetas” a la gente. Estas son solo algunas expresiones.

 

Tener pinta de 

=> Su hijo pequeño tiene pinta de travieso.

Ser un muermo 

=> Creía que Antonio te gustaba mucho. Pues no, el pobre es un muermo, me aburro mucho con él.

Ser un/a aguafiestas 

=> María es una aguafiestas, cuando mejor lo estábamos pasando se tuvo que ir a casa.

Ser la alegría de la huerta (a menudo utilizada en sendito irónico)

=> Este es el peor día de mi vida… Desde luego, eres la alegría de la huerta.

Ser un sabelotodo 

=> Con Juan no se puede hablar tranquilamente, es un sabelotodo.

Ser un dominguero 

=> Con tanto dominguero, no hay casi sitio en la playa.

Ser guiri 

=> Tu marido parece guiri. Claro, es que es belga.

Ser un rata 

=> Rodrigo nunca paga nada, es un rata.

Ser un pesado 

=> ¡Qué pesado es tu amigo Pablo! Siempre se está quejando.

Ser un libro abierto

 => Aunque intenta esconder lo que siente, Juan es un libro abierto.

 

Para describir algo

 

Solo unas cuantas…

 

Ser la caña / la leche / la hostia (¡muy coloquial!) 

=> Pero bueno, ¡qué cochazo te has comprado¡ ¡Es la caña!

Estar chupado 

=> ¡Qué horror, tengo una rueda pinchada! Yo te ayudo a cambiarla, ¡eso está chupado!

¡Qué chulo! / ¡Qué guay! 

=> Mira qué gafas de sol más monas me he comprado. ¡Qué chulas!

Eso no pega ni con cola 

=> Esos pantalones y esas sandalias no pegan ni con cola.

 

 

Para hablar de una consecuencia o secuencia de acciones

 

Cuando estás contando una historia y quieres saltarte algunos detalles para llegar a lo importante, un hecho sorprendente.

 

Entre pitos y flautas (casi sin darme cuenta) 

=> Ayer me puse a pasear y, entre pitos y flautas, ¡recorrí 11 km!

Una cosa llevó a la otra 

=> Se conocieron en la fiesta de Ruth, se gustaron, una cosa llevó a la otra, y ¡este año se casan!

 

 

Algunas expresiones antiguas que seguimos usando cada día

 

Diferentes expresiones, diferentes significados, pero todas muy útiles cuando hablas español.

 

Al mal tiempo buena cara = aunque sea un mal momento hay que ser positivo

=> Hola Rafa, ¿qué tal todo? Pues me he quedado sin trabajo, pero, ya sabes, al mal tiempo buena cara.

No hay mal que por bien no venga de toda situación difícil se puede sacar una ventaja

=> Tengo el coche averiado y voy en bici a todos lados. No hay mal que por bien no venga.

Costar un ojo de la cara = ser muy caro

=> Mira qué anillo lleva esa señora, ¡eso cuesta un ojo de la cara!

En el quinto pino = muy lejos

=> El bar que tú dices está en el quinto pino, ¿por qué no nos quedamos mejor por aquí cerca?

Más claro que el agua = muy claro, evidente

=> Es evidente que está celosa de mi amiga Elena, está más claro que el agua.

Hasta las narices = harto/a, cansado/a

=> Estoy hasta las narices de los atascos que me encuentro cada mañana.

 

 

Para expresar acciones específicas con algunos verbos especiales

 

Yo las uso todas. Son muy útiles, ¿no crees?

 

Partirse (de risa) = reírse muchísimo

=> Me encantan los monólogos de Dani Rovira, me parto de risa con él.

Meter la pata (muy coloquial: cagarla) = cometer un error, equivocarse

=> Se le escapó lo de la fiesta sorpresa y metió la pata.

Tapear = comer tapas

=> No me apetece ir a un restaurante, prefiero tapear.

Pasarlo bomba (=pasarlo pipa) =  pasarlo muy bien, pasarlo en grande

=> La fiesta de ayer estuvo genial. Lo pasamos bomba.

Hacerse de rogar = pretender que no quieres/puedes hacer algo y esperar que los demás te insistan

=> Se hizo de rogar pero al final pasó el fin de semana con nosotros.

Apuntarse a un bombardeoestar siempre dispuesto/a para hacer cualquier cosa (normalmente algo divertido)

=> Marta siempre tiene ganas de salir. ¡Verdad!, se apunta a un bombardeo.

Dejar a alguien en paz dejar a alguien tranquilo/a, no molestarlo/a

=> No quiero discutir más, déjame en paz.

Ponerse morado comer mucho

=> Cada vez que salimos a cenar, Carlos se pone morado.

Quedarse frito/a = quedarse dormido, dormirse

=> Estoy intentando ver esa serie en Netflix, pero no lo consigo porque siempre me quedo frita.

 

Para despedirse

 

Adiós y hasta luego están bien, pero esta también la oirás mucho en España.

Nos vemos = nos volveremos a ver en otro momento

=> Me tengo que ir ya, hasta luego. ¡Nos vemos!

 

 

Espero que encuentres todo esto muy útil cuando tenga una conversación en español.

 

Escucha atentamente los audios. Escucha tantas veces como sean necesarias. Y luego repite imitando.

 

Si es posible, graba tu voz y escúchala después para comparar los sonidos, la entonación, las pausas, los acentos.

 

¿Qué expresiones te gustan más y cuáles vas a utilizar en cuanto tengas ocasión? Dime si conoces otras expresiones comunes que te gusta usar. ¡Me encantaría saberlo!