Lo tienes muy claro. Quieres mejorar tu fluidez en español. Te gustaría entender mejor las conversaciones y poder hablar de una manera más natural. Quieres todo esto, pero a veces piensas “¿realmente necesito memorizar palabras y conjugaciones para conseguirlo? ¿En serio? “ Esta es la parte que menos te gusta de aprender español. Y te entiendo perfectamente.

 

Sé que te encantaría mejorar tu español mientras te diviertes y disfrutas por el camino. Conocer cosas nuevas sobre el español y la cultura española te da esa energía tan especial. Estudiar y memorizar listas de palabras y gramática no tienen el mismo impacto. Y si ya me conoces un poco … si lees mi blog, sabrás que eso es exactamente lo que quiero para ti: que aprendas disfrutando.

 

Esto quizás te sorprenda un poco. Escucha atentamente… ¡Deja de estudiar español! Deja de memorizar palabras y estudiar conjugaciones verbales. Es posible que necesites comprobar la correcta conjugación de algún verbo de vez en cuando. O el significado de una palabra. Pero no … Repito, no estudies tanta gramática ni listas de vocabulario interminables. Esto ahora no tiene mucho sentido.

 

Ya tienes una buena base de español y puedes entender un texto o un audio bastante bien. Así que, este no es el momento de memorizar gramática. Este es el momento de UTILIZAR lo que sabes y empezar a usar las nuevas expresiones y estructuras que oyes o lees cada día. No estudies español, ¡Úsalo!

 

Así también se puede

 

“Vale, entonces, ¿cómo hago eso?” Bueno, no hay una sola manera de hacerlo. Hoy te quiero contar cómo puedes mejorar tu comprensión y tu fluidez escuchando música. ¡Sí, lo has leído bien! No servirá cualquier canción, pero escuchar canciones en español siempre puede ayudarte a comprender mejor nuestra cultura, recordar cuándo y qué estructura gramatical debes usar y, a veces (no siempre), los sonidos y la entonación correctos.

 

Si realmente quieres mejorar y aprender mientras practicas (no hay nada mejor que eso, ¿no?), entonces deberías echar un vistazo a algunas canciones concretas.

 

Escuchar música en español es una excelente manera de romper con tu rutina. ¡Te da buena energía y te prepara para aprender! Con la ayuda de algunas canciones, aprenderás a usar gramática y palabras específicas. Y los recordarás más fácilmente que si los memorizas.

 

Cantar canciones te ayudará con una de las partes más difíciles del aprendizaje de idiomas: saber cuándo usar una estructura concreta. Y déjame decirte que esto es realmente importante, incluso más que una conjugación correcta. Sería una pena si consigues ser muy bueno conjugando los verbos, pero no siempre sabes cuándo usarlos, ¿no crees?

 

La buena noticia es que hay canciones en español para cualquier estructura que puedas imaginar. Y, NO, no estoy hablando de canciones como “Despacito”. Este es aparentemente el género musical favorito en este momento, pero a mí no me va tanto. Estas canciones “latinas” están bien, son bailables y pueden alegrarte el día. Pero prefiero enseñarte que en España también tenemos (o mejor dicho, teníamos) otro tipo de música.

 

Aunque el flamenco está muy presente en España, hay mucho más que eso. Cuando digo esto me siento mayor, pero en los años 80-90 había muchos grupos de música buenos en España y tengo la impresión de que esto es diferente hoy en día. Vaaale, sí, estoy ya mayor. ¿Qué le vamos a hacer? ¡Es ley de vida!

 

De todos modos, espero que puedas disfrutar de las canciones tanto como yo. Y que aprendas mucho de ellas.

 

¿Cómo aprender con canciones?

 

Sigue estos pasos si quieres sacarle todo el provecho a una canción:

 

  • En primer lugar, muestra algún interés por el grupo de música. Comprueba quiénes son, qué tipo de música suelen tocar, busca imágenes, infórmate de si todavía siguen actuando… ¿Quién sabe? A lo mejor te gustan tanto que quieres verlos algún día en vivo y en directo.

 

  • Mira el título de la canción, ¿te dice algo? Tal vez te ayude a entender mejor la canción. Piensa por un momento de qué crees que hablará el texto.

 

  • Escucha una vez la canción completa y trata de entender de qué va. El título y el refrán te ayudarán mucho. A veces el tono también dará una pista. ¿Lo tienes? ¡Genial!

 

  • Escucha una o dos veces más hasta que entiendas bastante. Ahora tienes claras las ideas principales.

 

  • Es el momento de echar un vistazo a algunas estructuras y palabras específicas. Entenderás muchas de ellos con la ayuda del contexto. Comprueba la velocidad o el acento del cantante. Estos factores podrían jugar un papel importante. Trata de utilizar canciones que sean más fáciles de entender.

 

  • Probablemente habrá algunas palabras y frases más difíciles de entender. Intenta escuchar de nuevo y concéntrate en ellas.

 

  • Una vez que hagas todo esto, deberías entender casi todo. Este es el momento perfecto para comprobar la letra de la canción y volver a escucharla mientras lees el texto.

 

  • ¿Lo tienes? ¡GENIAL! Ahora viene mi momento favorito, ¡cantarla! Canta en voz alta. Hazlo en la ducha, en tu coche, donde quieras y puedas. Canta y disfruta el momento. Ahora es probable que hayas aprendido alguna estructura y palabras nuevas y sabrás cuándo usarlas la próxima vez. Al cantar en voz alta ganas confianza en ti mismo/a. Empiezas a creer en ti mismo.

Esto merece una celebración, ¿a que sí?

 

Vale, ahora, con un ejemplo

 

Llegados a este punto, seguro que te gustaría ver lo que digo con algún ejemplo. Pues bien, aquí te traigo algunas de mis canciones favoritas para aprender a usar estructuras específicas que necesitarás en cualquier conversación con españoles.

 

PONGAMOS QUE HABLO DE MADRID (Antonio Flores). ¿Alguna vez has vivido en Madrid o en alguna gran ciudad? Entonces probablemente estarás de acuerdo con la descripción que él hace. Escrita por el gran Joaquín Sabina, esta es la versión que se convirtió en una especie de himno para esta maravillosa ciudad. El título es simplemente genial: usamos aquí el verbo “poner” como “suponer”. Lee la letra.

 

ME COLÉ EN UNA FIESTA (MECANO). ¿Te acuerdas de Mecano? Ellos fueron los número uno en los años 80 y 90 en España. Tienen grandes canciones. Escucha esta para practicar y recordar cómo usar el indefinido (me colé, me planté, vio, se acercó …). ¡Canta y disfruta! Lee la letra.

 

BAILANDO (Alaska y Los Pegamoides). ¡Me encanta Alaska! Esta es una canción de música disco de principios de los 80. Aprenderás a usar el gerundio y los nombres de algunas partes del cuerpo mientras bailas. ¡Vamos de fiesta! Lee la letra.

 

UN BUEN DÍA (Los Planetas). No es de mi estilo, pero esta es muy útil para practicar cómo decirle a alguien lo que has estado haciendo recientemente (hoy, esta mañana …). Podemos usar el pretérito perfecto (me he levantado, ha salido …) y hablar sobre las acciones que tuvieron lugar no hace mucho tiempo. Lee la letra.

 

CIEN GAVIOTAS (Duncan Dhu). Una de las canciones de mi más temprana juventud. Recuerdo bailarla en las fiestas del colegio cuando tenía unos 15 años. ¡Madre mía, cuánto tiempo! Es ideal si te cuesta usar el futuro. Lee la letra.

 

NO ME CREES (Efecto Mariposa). Preciosa canción que te ayudará a recordar dónde colocar los pronombres personales en oraciones negativas (si no te veo), con un verbo en infinitivo (volverte a ver) o detrás de una preposición (no sé de ti, piensas en mí). Lee la letra.

 

MARTA, SEBAS, GUILLE Y LOS DEMÁS (Amaral). Si no quieres volver a olvidar cuándo usar un tiempo pasado y cuándo usar otro, ¡escucha esta bonita canción! También encontrarás verbos en futuro. Me encanta la frase “ya no tendrás que soportar al imbécil de tu jefe ni un minuto más”. ¡Puede que necesites gritar esa parte en voz alta algún día! ? Leer la letra.

 

CAROLINA (M-Clan). ¿Necesitas pedirle algo a alguien? Entonces necesitas escuchar esto y practicar la forma imperativa para dar órdenes o consejos. Recuerda: usamos el subjuntivo para la forma negativa del imperativo (no te rías de mí, no me arranques la piel). Lee la letra.

 

Y NOS DIERON LAS DIEZ (Joaquín Sabina). ¿No conoces a Sabina? Pues deberías. Es uno de los mejores (si no el mejor) cantautor español. Con esta canción él cuenta la historia de una noche muy especial cuando se enamoró de una mujer que nunca olvidó. Muy útil para recordar muchos tiempos diferentes, especialmente los pasados (indefinido e imperfecto), pero también el subjuntivo (que me dejes abierto el balcón, que volvamos a vernos). Lee la letra.

 

A DIOS LE PIDO (Juanes). ¡Escucha esta bonita canción y nunca olvidarás el uso del subjuntivo cuando QUIERAS expresar un deseo! (que mi madre no se muera y que mi padre me recuerde). Lee la letra.

 

PARA TODA LA VIDA (El sueño de morfeo). Obviamente para niveles más altos. ¿Necesitas practicar las oraciones condicionales? ¡Ésta es tu canción! (“Si fueras una luz en el cielo, dejarías en el paro al sol). Lee la letra.

 

Esto es solo una pequeña muestra de lo que puedes hacer escuchando música en español.

 

Mi pequeña guía.

 

Siento no incluir ninguna de las canciones en español más conocidas mundialmente como: Macarena, Aserejé, Despacito …

La música española es mucho más que eso.

Hay tantas canciones mejores de las que aprender.

 

Te recomiendo que combines de vez en cuando tu práctica diaria de español con algo de música. Estoy segura de que esto solo te motivará más para alcanzar tu objetivo.

 

Pronto llegará el día en que comprendas mejor el español hablado.

Pronto llegará el día en que hables de forma más natural.

 

Escucha las canciones, compréndelas, trabaja con ellas, escúchalas otra vez, disfrútalas y… ¡CANTA!

Cuando lo hagas, me encantaría saber cuál te ha gustado más y cuál te ha resultado más útil.